637 626 627 hola@lupitapaleta.com

Chilaquiles
Este popular plato de desayuno tradicional está compuesto por unas tortillas de maíz ligeramente fritas cortadas en cuartos y cubiertas con salsa verde o roja (el rojo es ligeramente más picante). Por lo general, se agregan huevos revueltos o fritos y pollo desmenuzado, además de queso y crema. Los chilaquiles a menudo se sirven con frijoles.

Pozole
Según los antropólogos, se trata de una sopa prehispánica que fue utilizada en alguna ocasión como parte de los sacrificios rituales en las tribus de México. Hoy en día, puedes encontrar versiones de pollo, cerdo y pozole vegetariano. Están elaboradas con maíz y con muchas hierbas y especias, el plato se cuece tradicionalmente durante horas, a menudo durante la noche. Una vez listo para servir, se rocían lechuga, rábano, cebolla, lima y chile en la parte superior.

Tacos al pastor
Este plato tradicional mexicano es una de las variedades más populares de los tacos, con orígenes que datan de los años 20 y 30 y la llegada de inmigrantes libaneses y sirios a México. Para crear tacos al pastor necesitarás tiras delgadas de carne de cerdo cortadas en un asador, estas se colocarán en una tortilla de maíz y puedes servirlas con cebollas, hojas de cilantro y piña.

Chiles en nogada
Con los tres colores de la bandera mexicana, los chiles en nogada son uno de los platos más patrióticos de México. Los chiles Poblanos rellenos de picadillo (una mezcla de carne picada, frutas y especias) representan el verde en la bandera mexicana, la crema de nuez es el blanco y la granada es de color roja. Originario de Puebla, la historia cuenta que el plato se sirvió primero a Don Agustín de Iturbide, emperador de México después de su independencia.

Elote
Es el nombre mexicano del maíz en la mazorca. En México es tan típico que lo encontrarás en casi cada esquina de las calles. El maíz se hierve tradicionalmente y se sirve en un palo (para ser comido como una paleta) o en taza si los granos han sido cortados de la mazorca y se les llama esquites. Puedes añadirle la sal, el chile en polvo, la lima, la mantequilla, la mayonesa de queso y la crema agria en abundancia.

Enchiladas
Las enchiladas datan de los tiempos de los aztecas cuando la gente en el Valle de México comía tortillas de maíz en las que envolvían pequeños peces. Hoy se usan tortillas de maíz o harina de trigo y se rellenan con carne, queso, mariscos, frijoles, verduras o de todo un poco. Las tortillas rellenas se cubren con una salsa de chile para un perfecto desayuno mexicano.

Mole
Tres estados afirman ser el hogar original del mole, una rica salsa popular de la gastronomía mexicana. Hay innumerables tipos de mole, pero todos contienen alrededor de 20 o más ingredientes, incluyendo una o más variedades de chiles, y todos requieren de una constante agitación durante un largo período de tiempo. Quizás el mole más conocido sea el mole poblano, una salsa roja que típicamente se sirve sobre pavo o pollo.

Guacamole
El guacamole es, sin duda, uno de los platos más populares de México, pero pocos saben que esta salsa tradicional se remonta a la época de los aztecas. Elaborado con aguacates triturados en un molcajete o mortero, cebollas, tomates, jugo de limón y chiles verdes (y algunas veces un diente o dos de ajo), el guacamole a menudo se come con nachos de tortilla o se usa como guarnición.