637 626 627 hola@lupitapaleta.com

tolerancia picante

En Lupita Paleta adoramos las paletas picantes como buenos mexicanos que somos. Desde muy jóvenes, recordamos haber tragado vasos de leche para poder hacer frente al chile más picante. Con el tiempo hemos ido aumentando nuestra tolerancia al picante y a las especias más fuertes. Pero para cualquier persona nueva en el mundo de la comida picante o que simplemente quiere pasar al siguiente nivel, aquí hoy os quiero hablar de 6 consejos que en su día me hubieran venido bien conocer.

  1. Comienza con pequeñas dosis

Iníciate poco a poco, nuestras paletas de chile aunque picantes no son una cosa exagerada. En casa puedes ir haciendo algunos ensayos para afinar tu paladar y adaptarlo al picante. Puede empezar a utilizar más la pimienta negra, con el queso o la carne. También puedes espolvorear polvos de pimiento rojo triturado en la sopa. Delicioso.

Existen expertos en salud que recomiendan una dieta picante a sus clientes debido a diferentes motivos de salud (estimulando la tasa metabólica, bajando la presión arterial, etc.) Otro consejo para empezar a introducir el picante en tu dieta es usando ketchup con un par de gotas de Tabasco .

  1. Saborea el sabor

Debes centrarte en los sabores y aromas que te hacen querer seguir comiendo. Sólo recuerda mantener la moderación. El error número uno que la mayoría de las personas comete cuando condimenta sus alimentos es consumir demasiada especia. Las especias frescas, usadas con moderación, agregan un gran sabor. Prueba a añadir una sola especia y no varias a la vez para averiguar si disfrutas de sus sabores antes de confundir un plato con varios tipos de especias y sabores.

  1. Aumenta la especia … lentamente

Cuando tus papilas gustativas se acostumbren a estas pequeñas medidas de especias, es la hora de aumentar el nivel. Prueba ahora a agregar chiles picados y sin semillas a tus comidas. Comienza con los más suaves como poblanos y cubanelles antes de pasar a los jalapeños y serranos.

No olvides que tiene que ser algo gradual, pero no tengas miedo de añadir más picante. No tienes que mojar todas las comidas con salsa picante, pero si si deseas aumentar su tolerancia necesitarás una comida ocasional. En definitiva es como ejercitar un músculo, sin un poco de dolor no habrá éxito.

  1. El picante a un lado y no en la comida

Una manera exitosa en la que puedes seguir introduciéndote en el picante más fuerte es en vez de servirlo en la propia comida ponerlo al lado. De esta forma podrás ir agregando gradualmente tanta salsa o picante como quieras. Esta idea es especialmente útil si intentas aumentar tu tolerancia, mientras que otras personas en tu familia prefiere no hacerlo. Si lo incluyes directamente en la comida te verás obligado a comer toda la cantidad tanto tú como los tuyos.

  1. Tener bebida fría cerca

Sin duda el mejor consejo que te podré dar ya que si empieza a picarte de verdad, la única forma de luchar contra ello es con bebida bien fría. Puedes beber agua o leche para acompañar tu comida. Otro truco que funciona es tener cerca salsa agria.

Los productos lácteos hacen mucho para domesticar cualquier dolor picante. Un gran consejo es tener comida picante con algo que sea un refrigerante natural para el cuerpo. La lima o el cilantro, típico de la gastronomía mexicana se puede enfriar fácilmente y también te ayudarán a calmar el picor.

  1. No fuerces tu estomago

Sin duda, otro consejo importante. No todos los estómagos pueden manejar comidas picantes. Si notas que te sienta mal, o que experimentas dolor repetidamente después de probar el picante en tu dieta, entonces no sigas. No es para ti. Tranquilo, nuestras paletas aunque son picantes son moderadas, pregunta al maestro heladero mexicano.